Chanel Nº 5, Eau de Parfum

Sencillez y complejidad, austeridad y glamour, inocencia y estravagancia, insolencia, timidez y gallardia, todo ello embotellado y listo para usar desde hace 92 años. Si no fuera algo tan hermoso… ¿ podría mantenerse como un éxito durante tanto tiempo?
Lo que gusta a una generación suele ser rechazado por la siguiente, con excepciones que confirman la regla. Y Chanel Nº 5 es una de estas obras por las que el tiempo no pasa.
Entrando en la década de los “felices veinte” del siglo pasado fueron creados dos perfumes que marcarían un antes y un después en el mundo de la perfumería. Nº 5, un perfume en el que se utilizaban por primera vez aldehídos alifáticos- producto totalmente sintético- , en combinación con productos de origen natural, jazmín de Grasse y rosa centifolia, y Shalimar, en el que los productos de síntesis imitaban y sustituían a algunos aromas naturales como la vainilla. Ambos se siguen fabricando y distribuyendo.
Chanel Nº 5 fue para la época un perfume con una composición bastante simple, poco más de 80 ingredientes, mientras que en algunos de sus compañeros de generación llegaron a utilizarse más de 800.
La fragancia se desarrolla en armonía envolvente, mezclándose los componentes en fases bien diferenciadas pero bien enlazadas.
Se inicia con una explosión de aldehídos, acompañados por cítricos- nerolí, bergamota y limón.
A los pocos minutos el ylang-ylang aparece dulcificando esta salida bastante fuerte para dejar paso a una rutilante presencia floral, el jazmín y la rosa, que con la delicada sensibilidad del iris y otras flores como la violeta configuran la parte floral del perfume.

El momento que más me emociona es cuando aparece la rosa centifolia, cuya presencia, extremadamente oleosa, le da al perfume una opulencia que lo hace casi tangible, marcando el cenit de la evolución. La fase media es larguísima para mi, dura más de 8 horas, en las que el jazmín y la rosa están en diálogo constante. La pureza del jazmín más limpio que proyecta una imagen de nitidez junto a la rosa, a la que los aldehídos dan un aspecto ceroso, dominadas por el ylang-ylang resultan para mi sencillamente deliciosas.

Maderas suaves, sándalo, y dulces vainillas, con el vetiver a la cabeza, hacen un discreto contrapunto llevando al final de la evolución a un ambiente sobrio y elegante.

En Eau de Parfum la evolución es más rápida que en Etrait, teniendo este último un tono ligeramente sucio que hace que prefiera la versión Edp.

Esta entrada fue publicada en Perfumes y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Chanel Nº 5, Eau de Parfum

  1. Hesperetusa dijo:

    Nunca he usado Chanel nº5 ni está en mi historia perfumística, pero lo conozco. No soy de perfumes de florales. Sin embargo sí que soy usuaria de Shalimar. Lo que me sorprende, bueno no es que me sorprenda dado que la cultura sobre el perfume en España no existe, es que desde hace años, desde que tengo internet he leido en muchísimos foros y blogs que Chanel nº5 es un perfume que “huele mal” que es de “abuela” de “señora mayor” y otras lindezas por el estilo. Es cierto que siempre las que han escrito eso son chicas muy jóvenes a las que le van los olores a chucherias o a chocolate y demás (olores que a mí me dan ganas de vomitar) de ahí que subraye lo del analfabetismo sobre perfumes que tenemos en España, aunque también en algún blog francés he leido el comentario de alguna chica joven que ha calificado el olor empolvado de L’Heure Bleue de “vieja”.
    Esta tendencia, esta dictadura de la ignorancia está haciendo que desaparezcan perfumes como Mis Dior, aunque había sido reformulado y se vendan engendros como Mis Dior Cherie que huele a chicle.
    Si el tiempo me lo permite abriré en mi blog de arte una sección sobre perfumes un poco heterodoxa, por cierto.

    Me gusta

    • A mi también me parecía de señora mayor, viejo y anticuado, hasta que un día le cogí el gusto. En concreto cuando dejé de verlo como el perfume de mi abuela y valorarlo por si mismo. Y de la misma manera que tenemos prejuicios respecto a muchos asuntos de la vida, la cuestión de los aromas no escapa a nuestra, a veces, limitada visión. Sobre Chanel Nº5 tengo proyectado seguir escribiendo, da mucho de sí, y uno de los temas que tengo pensado tocar es justamente éste: por que lo vemos como anticuado, y antiguo lo es, tanto como para descartarlo para uso personal, cuando no deja de ser, a mis ojos, una maravilla.

      Me gusta

  2. Xantal dijo:

    Decir que Chanel nº 5 es de mujer mayor, es no tener ningún conocimiento de perfumes. Aún sabiendo que el mismo perfume en distintas personas olerá de forma distina aventurarse a decir tal barbaridad me parece un menosprecio total a una prestigiosa marca con mucha tradición y solvencia

    Me gusta

  3. Pingback: Les Exclusifs de Chanel de Jacques Polge | En estado líquido

  4. Pingback: Perfumando a Anna Netrebko | En estado líquido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s