Comme des Garçons 2, el humano acto de perfumarse

Cuando se prueba por primera vez Comme des Garçons 2, una teme haberse puesto una fragancia absolutamente masculina. Esta sensación se desvanece a los pocos minutos, transcurridos los cuales empieza una auténtico encuentro de sensibilidad en el que se presentan las facetas más delicadas de los elementos que componen este perfume formando un conjunto que evoca cierto misticismo: hay unos acordes que recuerdan mucho a Le parfum de Thérèse de Edmond Roudnitska, por la presencia de Prunol, y a Jubilation 25 de Amouage, perfumes que comparten una buena dosis de aldéhidos, y parpadeando sobre estos la dulce y fría magnolia, raíces de angélica y algunos toques herbales de laurel, todo el conjunto de notas del Prunol, acorde frutal de ciruela, además de mandarina y especias, la canela que será muy evidente en el secado. Cada nota independiente una de otra, bien separadas, creando espacios de silencio entre ellas, líneas en blanco entre líneas escritas, donde los aldéhidos despuntando crean una trama que sirve de horizonte común. El resultando es una sensación como de caricia, como acaricia la pluma que escribe sobre el papel.
Por que huele a tinta, a laca china y esto hace que Comme des Garçons 2 sea una experiencia muy agradable y diferente. Acaba en un fondo de canela, nuez moscada y patchuli, tinta y goma o caucho, junto al aséptico cedro que redondea la composición en una armonía perfecta.
Es difícil clasificarlo para un sexo concreto, quizás porque este perfume no esta hecho con la intención de definirnos, sino de abrirnos a una nueva experiencia. Es una obra de arte vanguardista y casi deconstructiva, que va de lo abstracto a lo concreto y en la que uno puede proyectar todo su bagaje cultural.

Creada en 1.999 por Max Burton, autor cuyas obras se encuentran en tiendas muy especializadas exceptuando las realizadas para Comme des Garçons, fabricadas por Puig.

Emergiendo los distintos elementos a la vez pero delimitados y sin aristas, algún suave esfumato, sin competir, en armonía para mostrarnos un momento, un instante, en el que sentir nuestro lado más humano desde un punto de vista nuevo. El ser frente a lo otro. Algo que también puede encontrarse en el humanísimo acto de perfumarse.

Esta entrada fue publicada en Perfumes y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Comme des Garçons 2, el humano acto de perfumarse

  1. Stella dijo:

    Qué maravilla como lo describes. Hablas del alma de un perfume, delimitado y sin aristas, y yo te diría que ser tan exquisito, que ves hasta el humanísimo acto de perfumarse.
    Hasta pronto.

    Me gusta

  2. Coincido en la maravilla de la descripción. ¿ Se parece algo a Comme des Garçons 2 Man? Me da que no, pero éste me encanta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s