Dos Federicos en el corazón de Carnal Flower

Editions de Parfums Frederic Malle se caracteriza, además de por la excelente selección de perfumes que presenta, por poner el nombre del perfumista en la etiqueta del frasco lo que da una nueva visibilidad al creador.
Carnal Flower es obra de Dominique Ropion, autor de muchos perfumes de los que destaco Kenzo Tigre, un chipre que usé hace años, que actualmente y para mi pesar ya no se produce. Ropion ha trabajado con muchas marcas de perfumes, Cacharel, Armani, Givenchy, Lancôme entre otras a través de las grandes industrias del perfume francesas.
Carnal Flower es producto del estudio del nardo con una técnica sofisticada de análisis, Head Space Gas Crhomotography, que consiste en poner la muestra, en este caso una flor, en un vial en el que se captarán los elementos volátiles para poder ser analizados. Tras éste estudio Ropion y Malle desarrollaron el perfume basándose en la sobredosis de algunos de estos elementos crearon Carnal Flower, un perfume fascinante, consiguiendo un gran equilibrio entre lo delicado de esta flor y sus aspectos más carnales. El nombre le va al perfume como un guante a la mano. Parece una fiera domesticada. No es sólo un perfume que huele bien, es, centrado en la tuberosa, algo que va más allá de lo simplemente bonito.

La evaporación se inicia muy fresca, con un grupo de cítricos no amargos, acompañados de un efecto un poco dulce y azucarado en el que se intuye una suave deriva al ámbar. El melón y el eucalipto lo inclinan hacia unos pequeños toques verdes y alcanforados que redondean el conjunto cítrico, sin perder el tono ligeramente azucarado, que acentuado por el ylang-ylang va a perdurar hasta el final del secado. Mientras el nardo, en su aspecto realista ya que es lo que se pretendia, junto al jazmín campean sobre todo el conjunto
Los salicilatos contribuyen a que el perfume se expanda ya que mezclado con los almizcles blancos producen que estos cojan gran volumen y densidad dando a toda la composición un tono balsámico. Destacando el nardo que está presente toda la evolución, el perfume se va desdibujando muy lentamente mientras algunos brillos ambarinos van haciéndose más evidentes sin dejar morir al nardo entre recuerdos de mandarina.

Con este perfume Frederic Malle me lleva a evocar la poesía de Federico García Lorca.
En sus poemas es una de las flores que más repite, a veces sola, a veces acompañada, nardos y claveles, nardos y rosas, nardos y jazmín.
En otras ocasiones en el mismo poema construye perfumes cuando nos menciona, verso tras verso: incienso, nardo, rosas, espigas, magnolia, ébano, jazmín, vino de Málaga, lotos, naranjas, claveles, parra, agua estancada, pámpanos, lluvia. Es Élegia, de donde he extraido estas cosas que huelen y que menciona. Unos hacen poesía con palabras, otros con química.
El arte no necesariamente ha de ser tangible.

Las notas oficiales de Carnal Flower son: bergamota, melón, eucalipto, ylang-ylang, salicilatos, jazmín, absoluto de tuberosa, absoluto de flor de naranjo, coco y almizcles blancos.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Perfumes, Perfumistas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Dos Federicos en el corazón de Carnal Flower

  1. pilar duocastella dijo:

    Estic llegint el teu escrit i em recorda l’olor del passat. Potser ha estat quan he arribat a Federico Garcia Lorca que he sentit olor de coses que ja no hi són. I aquesta podria ser l’olor del perfum…però no ho sé de segur. Ara mateix podria descriure l’olor dels clavells, les roses, i els gessamins, però no sé de segur quina olor fan els nards…com tampoc se de segur l’olor del passat si no fos perquè la lligo amb el poeta.
    Per cert, molt bonic l’escrit.

    Me gusta

    • Pilar, la experiencia olfativa es tan subjetiva que puede dar lugar a interpretaciones totalmente contrarias. Para mí Carnal Flower es perfumeria actual, no tiene nada de retro a pesar de que las flores blancas podrían sugerirlo pues han sido usadas hasta la saciedad.

      Me gusta

  2. Los nardos huelen muy bien, pero los perfumes de nardo suelen ser un poco invasivos. Tengo una muestra de carnal flower. El dia que me llego, el sobre olia a perfume. Ahora ya tienen unos años y parece que el olor no sale tanto del botecito. Es un perfume agradable pero que me costaria llevarlo.
    Un perfume de flores blancas que me gustó y dura mucho es rubj de vero profumo. Maravilloso pero con un precio que supera los 200 euros.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s