Orangers En Fleurs

Houbigant es una antigua casa francesa fundada en 1775 por Jean-Francois Houbigant. En 1882 la comercialización de Fougere Royale dará nombre a la familia olfativa fougère, helecho, que se localiza en la rueda de las fragancias de Edwards entre los amaderados y los cítricos y su olor se compone de lavanda, romero y hierbas a las que se añade, para dar profundidad, maderas de guayaco o sándalo o bien almizcles y musgo de roble dependiendo de la dirección que se quiera dar al perfume. Houbigant suma a su larga tradición el haber sido perfumistas de varias generaciones de reyes.

Orangers En Fleurs, de la familia floral,  fue creado en 2012 por Jacques Flori. Se inicia con las flores de naranjo con un toque mentolado, sobre el que ya se va destacando el jazmín. Sí bien recuerda a Fleurs d’Oranger de Serge Lutens difiere de este por ser más etéreo y nítido, sin su exótismo orientalista. La única aportación de especias proviene de la rosa centifolia que la acompaña añadiendo sensación de confortabilidad. Junto al jazmín, con sus facetas indolicas adormecidas, ylang-ylang muy discreto con su nota jabonosa sin llegar a destacar que más adelante se apreciará azucarado, y el nardo componen un acorde delicado, con la nota de la flor de naranjo en el centro, en su versión más verde y herbal conforman las notas medias. Aquí la carnalidad está contenida, limitada a un suave susurro con un pequeño acento agridulce. Este es un perfume de evolución larga y lenta.
A la sensación de limpieza de Orangers en Fleurs contribuyen el cedro, posiblemente de Virgina pues el del Atlas es más balsámico y mantiene a raya los indoles del nardo y del jazmín, dándole un tono ambarino. Los almizcles actúan como potenciador de la rosa al iniciar la última fase del secado cuando la delicadeza y presencia de esta es más evidente.

En contraposición a Fleurs d’Orangers, que es más sugerente de lo que podría acontecer en un jardín de cualquier lugar del Mediterráneo en el que todo es posible, Orangers en Fleurs me sugiere las delicadas tintas de los artistas chinos. Ellos son capaces de hacer hablar al trazo con su dominio de las presiones, los giros y las direcciones como este perfume habla en cada momento de sensibilidad y exquisitez.

 

Esta entrada fue publicada en Perfumes y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s