Química y arte en Lipstik Rose

“Desde hace 50 años la cosmética pierde el perfume en sus productos y sólo Avon fue la que se mantuvo contra la tendencia a nivel mundial. El resultado fue una devaluación de la marca en esta linea.” Con esta explicación tan sencilla y contundente zanja Ángels, una buena informadora a la que consulto con frecuencia, mi pregunta acerca de que ha pasado con las barras de labios que ya no huelen como recuerdo que olían en mi infancia.
Muchos recordamos el olor de los polvos compactos que solían guardarse en polveras recargables y el inconfundible y atractivo el olor de las barras de labios. No sólo perdieron su perfume sino también una larga lista de productos nocivos para la salud, a pesar de que las generaciones de mediados del siglo pasado que lo usaron abundantemente han sido longevas, entre ellos zinc, un fuerte fijador, plomo, evidentemente tóxico, y algunos pigmentos y medios, ceras y aceites, de origen animal, vegetal o mineral, estos últimos son artificiales derivados del petroleo. Desde la antiguedad hasta hoy las mujeres hemos arriesgado mucho con el objeto de conservar la juventud, parecer más bellas y sanas. No lo hemos hecho solas, por poner solo un ejemplo Francisco de Goya pintaba con las mismas pinturas que usaba en sus cuadros los rostros de algunas mujeres, como el albayalde, plomo, y aunque todo es cuestión de dosis prefiero utilizar cosas más inocuas.

Ralf Schwieger, creó Lipstick Rose tratando de recrear este olor, para la colección de Editions de Parfums de Frederic Malle, obteniendo un perfume que tiene la fuerza de catapultarnos, a quienes los conocimos cuando teníamos pocos años y accedíamos a cosas de adultos, a los agradables recuerdos de niñas y niños.

En la salida las violetas y las rosas en menor medida, forman un acorde ligeramente empolvado. Es la parte que evoca más a las barras de labios perfumadas, que junto a la suavidad del olor de las frutas del bosque, a caramelos de violeta y golosinas, no en la linea de Piruleta de Fiesta o caramelo fácil, sino estudiadas a conciencia. El perfume, bastante lineal, lleva entre almizcles y vainilla a una fase de la evaporación- ahora menos llamativa, el poder de evocación pierde fuerza- que se mantiene estable y resultando tanto o más atractiva que la salida, aportan un aire aterciopelado, de una calidez entrañable, apreciándose especialmente la calidad del perfume. El vetiver y el ámbar contribuyen a ello consiguiendo una textura licorosa. Como en tantos perfumes finalmente la vainilla parece recoger pequeñas muestras de algunos componentes que han participado en la obra, un poco de rosa atalcada resalta ahora, para desvaneciéndose invitar a repetir la experiencia.

Lipstick Rose cuesta un poco de apreciar sino se insiste en él. Pasa con muchas obras buenas de cualquier disciplina artística. A más miradas, más afición se le coge a la obra. En cada contacto se descubren cosas nuevas y la pasión por ellas aumenta con el tiempo. Pero este tipo de obras tienen algo en común. Aunque en el primer contacto no se aprecien en todo su valor hay algo que hace que uno sienta ganas de volver a dedicarles su atención. Como si nuestra intuición estuviera susurrandonos: vuelve, vuelve a probar…
Desde el primer “ufff!”, ¿ qué es esto? hasta disfrutarlo, incluso necesitarlo, hay un camino muy agradable por recorrer.

Publicado en Perfumes | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

Dos Federicos en el corazón de Carnal Flower

Editions de Parfums Frederic Malle se caracteriza, además de por la excelente selección de perfumes que presenta, por poner el nombre del perfumista en la etiqueta del frasco lo que da una nueva visibilidad al creador.
Carnal Flower es obra de Dominique Ropion, autor de muchos perfumes de los que destaco Kenzo Tigre, un chipre que usé hace años, que actualmente y para mi pesar ya no se produce. Ropion ha trabajado con muchas marcas de perfumes, Cacharel, Armani, Givenchy, Lancôme entre otras a través de las grandes industrias del perfume francesas.
Carnal Flower es producto del estudio del nardo con una técnica sofisticada de análisis, Head Space Gas Crhomotography, que consiste en poner la muestra, en este caso una flor, en un vial en el que se captarán los elementos volátiles para poder ser analizados. Tras éste estudio Ropion y Malle desarrollaron el perfume basándose en la sobredosis de algunos de estos elementos crearon Carnal Flower, un perfume fascinante, consiguiendo un gran equilibrio entre lo delicado de esta flor y sus aspectos más carnales. El nombre le va al perfume como un guante a la mano. Parece una fiera domesticada. No es sólo un perfume que huele bien, es, centrado en la tuberosa, algo que va más allá de lo simplemente bonito.

La evaporación se inicia muy fresca, con un grupo de cítricos no amargos, acompañados de un efecto un poco dulce y azucarado en el que se intuye una suave deriva al ámbar. El melón y el eucalipto lo inclinan hacia unos pequeños toques verdes y alcanforados que redondean el conjunto cítrico, sin perder el tono ligeramente azucarado, que acentuado por el ylang-ylang va a perdurar hasta el final del secado. Mientras el nardo, en su aspecto realista ya que es lo que se pretendia, junto al jazmín campean sobre todo el conjunto
Los salicilatos contribuyen a que el perfume se expanda ya que mezclado con los almizcles blancos producen que estos cojan gran volumen y densidad dando a toda la composición un tono balsámico. Destacando el nardo que está presente toda la evolución, el perfume se va desdibujando muy lentamente mientras algunos brillos ambarinos van haciéndose más evidentes sin dejar morir al nardo entre recuerdos de mandarina.

Con este perfume Frederic Malle me lleva a evocar la poesía de Federico García Lorca.
En sus poemas es una de las flores que más repite, a veces sola, a veces acompañada, nardos y claveles, nardos y rosas, nardos y jazmín.
En otras ocasiones en el mismo poema construye perfumes cuando nos menciona, verso tras verso: incienso, nardo, rosas, espigas, magnolia, ébano, jazmín, vino de Málaga, lotos, naranjas, claveles, parra, agua estancada, pámpanos, lluvia. Es Élegia, de donde he extraido estas cosas que huelen y que menciona. Unos hacen poesía con palabras, otros con química.
El arte no necesariamente ha de ser tangible.

Las notas oficiales de Carnal Flower son: bergamota, melón, eucalipto, ylang-ylang, salicilatos, jazmín, absoluto de tuberosa, absoluto de flor de naranjo, coco y almizcles blancos.

 

 

 

Publicado en Perfumes, Perfumistas | Etiquetado , , , , , , , | 4 comentarios

Les Exclusifs de Chanel de Jacques Polge y Christopher Sheldrake

Jacques Polge, nacido en 1.943, ha sido desde 1.978 la nariz responsable de los perfumes Chanel tras la marcha de Henri Robert( autor de Chanel Nº 19 una de los mejores perfumes que se han creado). Coco y Chance son algunas de sus composiciones más conocidas para Chanel. También es el autor de Rive Gauche de Yves Saint Laurent, un perfume que marcó estilo durante dos décadas y se sigue comercializando.

Christopher Sheldrake perfumista y autor de casi todos los perfumes editados bajo el nombre de Serge Lutens.  Su obra se caracteriza por el estilo oriental, con perfumes muy especiados, amaderados, ambarados y diferentes en lineas generales a lo que estamos acostumbrados a oler, como Serge Noire.

Las Eau de Toilette que os comento son obras realizadas de ambos perfumistas.

Coromandel, 2007. Tiene un aire retro y una potencia que destaca sobre lo que se suele componer actualmente. Medicamentoso en un primer momento, entre alcanfor y mentol, las notas conforman una salida casi agresiva. Cuando se calma un poco una rosa con efecto polvoriento y de densidad oleosa, recordando en concreto a las que se acompañan de olíbano, se expande en un ambiente húmedo, secándose en tonos licorosos y especiados. Estas especias parecen estar en dosis muy bajas, desde la suave y dulce canela hasta el cítrico y picante cardamomo. Sin perder su fuerza la evaporación va mostrando aspectos más amables y menos agresivos, un cierto tono pastel sin llegar a ser gourmand, un tono ámbar sin llegar a ser cosmético, todavía aire de campo de las especias, dan la sensación de estar ante una obra maestra. El pachuli junto a las especias marcan el final de la larga evolución, dura muchas horas sobre la piel, en el estilo de la perfumería más clásica y exitosa, ya que esta fase recuerda a los secados de grandes perfumes como Shalimar y  Nº 5 en el que la vainilla juega un papel protagonista. En esta vainilla ya no quedan rastros del tono gourmand de la fase media de la evaporación y sus evocaciones de pastel, lo que queda es una vainilla rica en sus aspectos más salvajes. A parte de estos parecidos en el secado, hay un perfume con el que comparte muchas más cosas, este es Portrait of a Lady, obra de Dominique Ropion para Editions de Parfums de Frederic Malle, siendo éste menos dulce, y teniendo un efecto de mayor ventilación entre las diferentes capas, mientras Coromandel es más compacto y su aspecto dulce más de tipo glaseado.

Sycomore, creado en 2008, es una Eau de Toilette y su nombre proviene de un árbol, el Sicomoro, una madera parecida al ciprés, también presente en esta composición. Esta inspirado en una creación a base de maderas, de 1930. Digo inspirado porque en la actualidad no se pueden hacer perfumes como entonces por razones éticas, no se pueden usar ingredientes de origen animal y sí se hace ha de ser con garantías de respeto a estos, y por no poder utilizar ingredientes perjudiciales para la salud, por alergenos o cancerígenos.
En la salida es un vetiver seco que va a bañar toda la evaporación, y en este ambiente astringente y especiado se abre, como flotando en una capa inferior, en una onda más profunda, una impresión cerosa que recuerda a la mirra , en concreto al tipo de mirra que se usa en las iglesias y mezquitas, a pesar de que en las notas oficiales consta incienso. Mi impresión es que posiblemente estén ambos componentes. Si en Bois des Iles encuentro las  maderas dulces y lechosas que representan la sensualidad en Sycomore encuentro lo espiritual.

 

 

Publicado en Perfumes, Perfumistas | Etiquetado , , , , , , , , | 2 comentarios

Les Exclusifs de Chanel de Jacques Polge

Las siguientes Eau de Toilette son creaciones de Jacques Polge para la colección de Les Exclusifis de Chanel y se han comercializado entre el 2007 y 2013.

28, La Pausa, la dirección de una casa donde veraneó Coco Chanel en el sur de Francia, es una Eau de Toilette muy femenino, con una salida seca y astringente. Pequeños apuntes de naranja sugieren nitidez y limpieza a lo que se añade un toque ligero de regaliz. El Eau de Toilette es un jardín, el campo en verano, cuando en el terreno contrastan zonas secas muy soleadas y zonas de sombra frescas. Va evolucionando a una fase media floral en la que las notas de iris se van haciendo más y más evidentes y estas llegan al final en una deliciosa dulzura, mientras discretamente unas notas verdes alargan el tiempo de percepción de la eau de toilette. Según las notas oficiales hay polvo de maderas aunque yo no lo identifico así.

Nº 18 es un perfume creado en los años 20 del siglo pasado y que se reformuló y se presentó como Eau de Toilette en esta colección en 2007. Su salida medicamentosa, que comparte con Coromandel,  evoluciona hacia un aspecto floral, con una delicadeza etérea sobre un fondo en el que los aspectos cítricos de la hierba almizclera van destacándose. Está en la linea de lo que pedía Coco Chanel a Ernest Beaux cuando este compuso Nº 5 y en esta recreación se consigue: que el perfume, la eau en este caso, sea abstracto.

31 Rue Cambon, la dirección de la joyería Chanel en París, contiene una de las materias primas más preciadas en perfumería, el iris, cuya elaboración, cuando es de origen natural, requiere varios años de trabajo. Este Eau de Toilette recuerda a Chanel Nº 19 pues comparte con él este componente, junto a delicados apuntes de violeta y jazmín consigue un efecto floral muy brillante. Evoluciona hacia un secado en el que un poco de patchouli hace de lecho a una vainilla abiertamente atalcada.

Bel Respiro, toma el nombre de una casa que tuvo Coco Chanel en las afueras de París. Se abre con especias campestres, romero y tomillo, más una mezcla de hojas verdes resultando una eau de toilette que tiene un encanto tierno, elegante y natural,  que aporta paz de espíritu, un algo relajante que invita a la introspección. No hay estridencias, todo está en calma y tranquilo. Hay algo acuático de estanque o balsa y es floral, verde con toques secos. Al fondo algo de mirra y cuando parece llegar al final de la evolución esta gira y de nuevo vuelve a empezar bajo una patina cremosa. Un efecto muy sorprendente.

Puesto a la venta en 2008, Beige, el color favorito de Chanel, es sobretodo gardenia, o el resultado de la composición de sus materias primas producen gardenia. Lo percibo como una gardenia limpia, sin las notas carnosas o mantecosas de esta, y con evocaciones de rosas y recuedos afrutados. Es una EdT lineal, su evaporación es uniforme, no así otras obras de Les Exclusifs que evolucionan como perfumes. En sus notas oficiales constan espino, fresia y frangipani, una flor de la que hay muchas especies entre las que destaca un arbusto indio Plumeria Rubra, de cuyas flores emana uno de los olores más fascinantes que se encuentran en la naturaleza y que yo sólo conozco a través de su uso en perfumería. Beige me recuerda vagamente en algo a 31, Rue Cambon y a Coromandel, por su sensación envolvente y un dulzor pasteloso que hacen de esta Eau de Toilette uno de mis favoritas de esta colección.

Jersey, una prenda masculina que Chanel incluyo en sus colecciones de moda, así como los pantalones hasta entonces usados por muy pocas mujeres y siempre en el campo de la hípica, da nombre a este perfume, y como ambas prendas son masculinas es la EdT de Les exclusifs que lleva lavanda, aroma tipicamente masculino y campestre, que da paso a un conjunto floral que a mi me recuerda a los iris de Hermes, Prada y Acqua di Parma, apoyado por almizcles y vainilla.

1932, lanzado en 2013,  se inicia con aldehídos y cítricos, bergamota y nerolí, con un efecto amargo y seco en el que ya se adivina el conjunto floral de su fase media. Y con esa facilidad que tenemos algunos para encontrar lo que mas nos gusta en cualquier parte, entre estas flores, iris, rosas, jazmín, ylang-ylang, yo percibo enseguida las lilas, flor que me encanta. Es un espectacular y enorme ramo de flores en el que el equilibrio y la armonía derrochan toda su esplendida elegancia. Es ligeramente jabonoso. Se asienta dejando un halo de intimidad. En la fase de secado tenuemente se aprecia, entre los almizcles, un fondo de vetiver y sándalo, acompañado ligeramente de incienso.

Esta parte de la colección es la más vanguardista, en la que los perfumes son, quizás, un poco menos lo que se espera de un perfume y más un trabajo de estudio, invitando a una reflexión sobre la composición, no como materia y si como concepto y creatividad.

Queda pendiente de comentar Eau de Cologne.

 

 

Publicado en Perfumes, Perfumistas | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Cerca del mar, Lys Mediterranee

Cuando el invierno pasado probé Lys Merditerranee me impresionó su transparencia y nitidez. Es en la salida un perfume claro, limpio, ligeramente salado, me pareció un perfume delicado y de una ingenuidad, una creación de gran sensibilidad. El efecto salado, oceánico o marino, lo produce el Calone, una materia prima muy usada actualmente, es suavizado por un toque de gengibre que discretamente equilibra de manera sutil este acorde. Al volver a probarlo en verano he notado sólo un cambio y es que se ha hecho la presencia del indol más evidente.
La parte central de la evaporación está dominada por un gran conjunto floral en el que hay jazmín, con su aspecto más indólico resaltado, lo que le resta un poco de esa ingenuidad de la que os hablaba al perfume, y le añade carnalidad y cuerpo al efecto etéreo de la salida. Rosas, discretas pero evidentes, y azucenas que crecen espontáneamente en algunas zonas orientales del Mediterráneo y cultivadas en la parte occidental crean en Lys Mediterranee el  lirio más puro y más bello. El conjunto de varios tipos de lirios completan este conjunto floral dejando una sensación de pureza  y de gozo, de ese bienestar que se alcanza en verano, cuando uno está de vacaciones al borde del mar.
En las notas finales los almizcles y una suave evocación de haba tonka cierran la evolución de lo que yo califico como una gran pequeña obra porque sin duda la gran obra de
Edouard Fléchier es la que creó para Dior, Poison, perfume ochentero y masificado donde los haya y que contrasta con la discreta elegancia y exclusiva distribución de este perfume compuesto para Editions de Parfums de Frederic Malle en 2.000. Un regalo para la humanidad.

Publicado en Perfumes, Perfumistas | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Les Exclusifs de Chanel de Ernest Beaux

Cuando uno se encuentra ante las 14 fragancias nuevas de esta colección de Chanel se siente desbordado. Poco a poco, este encuentro sin forma va tomando cuerpo y se perfila cada perfume con su identidad, quedando bien identificado en la memoria. Como todo en la vida requiere práctica y paciencia, tiempo y voluntad.
En esta colección se reeditan algunos perfumes antiguos, como Nº 22 cuyo autor Enerst Beaux es el creador de  Nº 5 , y componen  Jacques Polge, a veces en colaboración con Christopher Shelldrake, algunos nuevos. Cierra la colección Misia hecha por Olivier Polge, destacando a mi parecer entre ellos. Entre Nº 22 y Misia se muestran retazos de la biografía de Coco Chanel.
Los perfumes que os comento a continuación son todos creaciones de Ernest Beaux, perfumista de origen ruso que tras la revolución se exilió a París. Había trabajado en la empresa de jabones y perfumes de su hermano siendo de los primeros perfumistas en utilizar aldehidos, moléculas sintéticas obtenidas a principios del S. XX, con lo que sorprendió a sus clientes. Conoció a Coco Chanel a través del amante de esta, Dimitri Pavlovitch, y trabajaron juntos varios años.

Gardenia, 1.926. A veces me pregunto cual fue la razón que llevó a Ernest Beaux a hacer un perfume que por lo qué yo sé de Coco Chanel está en la antítesis de su gusto. A Chanel no le gustaban los perfumes que recordaban a un florero, según sus propias palabras. Es un perfume soliflor, lineal, sin cambios notables en su evolución exceptuando la presencia de mentol en la salida. El mentol no se puede usar en grandes cantidades por su toxicidad y  es muy poco permanente, siendo su sensación de frescor y potencia lo que hace que quede tan bien entre las notas de inicio, actuando como una bengala que llena de destellos la primera impresión. En mi piel se queda corto de duración, a partir de las cuatro horas el declive es evidente, no llegando a las seis horas. ¡ Pero qué seis horas! Delicado y realista es una nota que vamos a encontrar en otras creaciones de la colección, en Nº 22, Bois des Iles y Beige.

Bois des Iles de 1.926 en su reedición actual tiene una salida seca y especiada que rápidamente pasa a convertirse en un perfume dulce y lactónico, característica que va a durar toda la evolución. También percibo una nota de gardenia, en una proporción pequeña, quedando en su conjunto como un perfume femenino en el que uno puede proyectar su concepto de exótico a la carta.

Cuir de Russie, 1.927. Hay algo en el que recuerda a Nº 22, posiblemente una cuestión de moda, por ser del mismo autor y por una manera de trabajar a la que no puede sustraerse su creador. También por ser un perfume de los que están entre las creaciones más grandiosas, donde la perfumería muestra toda su riqueza, en las que este arte adquiere una presencia que no puede pasar desapercibida, guste o no, ni dejar indiferente. Sencillamente magistral. Al principio hay algo animal en él, los cueros y los olores de las pieles ya lo tienen. En seguida el iris, apoyado por un poco de gardenia, mantiene esa sensación que os he comentado de estar ante una obra grande. Las notas de cuero se suavizan pero el “ritmo” de evaporación que ha tomado el perfume desde la salida no decae. Una nota cítrica muy discreta le da profundidad sin agriarlo. La nota cítrica se desvanece y aparecen los rasgos más animálicos del cuero. Sigue la evolución de la fragancia con un nuevo giro y ahora vira hacia Bois des Iles, el iris enfrentado a lo lactónico de este último. La profundidad se hace más evidente y la evaporación se estabiliza en una delicada composición con una fuerte personalidad, en la que va a aparecer rosa suave mientras se desdibuja aún más el aspecto animálico del cuero para acabar en una sensación un poco licorosa que da paso a una vainilla acompañada de una sensación de madera húmeda y un poco alcanforada.

 

Publicado en Perfumes, Perfumistas | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

Nahéma, el pálpito de la rosa

Nahéma es un perfume cuya literatura se basa en dos lineas: una cinematográfica, está inspirado en una película protagonizada por Catherine Deneuve, y otra en uno de los cuentos que componen Las mil y una noches donde representa a la mujer impredecible y arbitraria en contraposición a la mujer dulce y apacible. Literatura como la que domina el 23 de Abril en las calles de los pueblos y ciudades de Cataluña, mi tierra, donde se ha cantado tanto a las rosas, y donde es tradición que los enamorados se regalen un libro y una rosa.
Hay rosas como Rouge Hermés que dejan en la estancia donde se aplica este perfume un sillage impresionante. Con Nahéma sucede en un grado aún más intenso. Es volver a entrar en esa habitación y se aprecia claramente toda la delicadeza de esta obra.  Se inicia con una fuerte presencia de melocotón que al relajarse deja asomar pinceladas de especias dulces y unos pequeños rastros cítricos que dan paso a la rosa. Una rosa llena de matices frutales y dulces, los de la rosa búlgara, verdes y suavemente atalcados, con algo de jacinto quizás, para tras esta impresión de ingenua frescura dar paso, en un bucle que va haciendo más pesado, a los aspectos opulentos de la rosa centifolia, la fuerte y rotunda redondez oleosa que lleva a la madurez de la flor. Esta madurez llevada al limite no va a traspasarse en ningún momento por lo que es siempre limpia, siempre en su punto, siempre bella. Como el Bolero de Ravel. Elegante y con mucha clase, así la definió una buena amiga. Yo la siento palpitar y respirar. Durante el desarrollo se va adivinando la vainilla y el toque dulce de la haba tonka, entre almendrada y amaderada, indefinida ¿puede ser  sándalo? no mostrando una faceta lactónica, con la que llegará al final de su evolución, diferenciándose un poco el final de vainilla que tienen otros perfumes de Guerlain. Es difícil distinguir los componentes del secado, para mi, pues es una amalgama perfecta. Un gran momento de inspiración de Jean Paul Guerlain en 1979 que puso a nuestra disposición esta joya de la perfumería. Ocupa un lugar importante en el mundo de los perfumes de manera discreta, no es un perfume conocido, pero si dejase de producirse quedaría un hueco en la historia del perfume.

Confieso que amo este perfume y que muchas noches pulverizo un poco sobre mi almohada y sueño un jardín donde los rosales florecen y crece un joven melocotonero que aún no ha dado su fruto. Y es que al final, como dice Juan Ramón Jiménez, sólo quedan las rosas. Las rosas finales.

Publicado en De todo un poco, Perfumes | Etiquetado , , , , , , , | 6 comentarios

Comme des Garçons 2, el humano acto de perfumarse

Cuando se prueba por primera vez Comme des Garçons 2, una teme haberse puesto una fragancia absolutamente masculina. Esta sensación se desvanece a los pocos minutos, transcurridos los cuales empieza una auténtico encuentro de sensibilidad en el que se presentan las facetas más delicadas de los elementos que componen este perfume formando un conjunto que evoca cierto misticismo: hay unos acordes que recuerdan mucho a Le parfum de Thérèse de Edmond Roudnitska, por la presencia de Prunol, y a Jubilation 25 de Amouage, perfumes que comparten una buena dosis de aldéhidos, y parpadeando sobre estos la dulce y fría magnolia, raíces de angélica y algunos toques herbales de laurel, todo el conjunto de notas del Prunol, acorde frutal de ciruela, además de mandarina y especias, la canela que será muy evidente en el secado. Cada nota independiente una de otra, bien separadas, creando espacios de silencio entre ellas, líneas en blanco entre líneas escritas, donde los aldéhidos despuntando crean una trama que sirve de horizonte común. El resultando es una sensación como de caricia, como acaricia la pluma que escribe sobre el papel.
Por que huele a tinta, a laca china y esto hace que Comme des Garçons 2 sea una experiencia muy agradable y diferente. Acaba en un fondo de canela, nuez moscada y patchuli, tinta y goma o caucho, junto al aséptico cedro que redondea la composición en una armonía perfecta.
Es difícil clasificarlo para un sexo concreto, quizás porque este perfume no esta hecho con la intención de definirnos, sino de abrirnos a una nueva experiencia. Es una obra de arte vanguardista y casi deconstructiva, que va de lo abstracto a lo concreto y en la que uno puede proyectar todo su bagaje cultural.

Creada en 1.999 por Max Burton, autor cuyas obras se encuentran en tiendas muy especializadas exceptuando las realizadas para Comme des Garçons, fabricadas por Puig.

Emergiendo los distintos elementos a la vez pero delimitados y sin aristas, algún suave esfumato, sin competir, en armonía para mostrarnos un momento, un instante, en el que sentir nuestro lado más humano desde un punto de vista nuevo. El ser frente a lo otro. Algo que también puede encontrarse en el humanísimo acto de perfumarse.

Publicado en Perfumes | Etiquetado , , , , , , | 4 comentarios

La seducción de Lady Vengeance

La firma de Romano Ricci se presenta en una literatura simpática y divertida. Juliette Has A Gun no es una mujer peligrosa, es una seductora y cada perfume de la marca presenta una faceta de su personalidad. La seducción es manejar bien la incertidumbre que nos provocamos unos a otros. Pocas personas son transparentes y todos tenemos puntos oscuros que no queremos hacer públicos. Es jugar mostrando sólo lo que queremos mostrar. Encontrar las debilidades del otro para llevarlo a nuestro terreno es una habilidad social. Seducir no es mentir, es ocultar algunos aspectos y revelar otros. Algo parecido a lo que hacen los artistas para expresar el argumento de su obra. Pero a este perfume le han puesto un nombre y se supone que este avanza algo sobre lo que contiene el frasco. Lady Vengeance( Francis Kurkdjian, 2006)  invita a pensar en una mujer herida y rabiosa, llena de rencor, furiosa y deseosa de sangre. La venganza es un plato que se sirve frío, dice un refrán castellano. Así que la vengativa dama viene revestida de una placidez dulce y serena. ¿ Por dónde va a venir el golpe?

En la salida la rosa búlgara con sus acentos cítricos, envuelta de suave lavanda, que pronto destacará de manera más evidente y potente lo que tiene de verde, aparece con cierto frescor inocente. Esta rosa con un pequeño toque de talco más un jugoso rastro afrutado, que le son propios, va a estar presente durante toda la evaporación  dando un resultado lineal. El patchuli añade fuerza expresiva pudiendo llegar a ser algo dramática. La presencia de la vainilla va a suavizar este efecto para quedar armoniosamente equilibrado, endulzándolo un poco, ya que resulta bastante potente y que acaba evolucionado a un dominio mayor del óxido de rosa. Esta nota está presente en otros perfumes de la casa.

Publicado en Perfumes | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario

La impresionante armonía de Le parfum de Thérèse

Este perfume lanzado en 2000 por Editions de Parfums de Frederic Malle, firma de perfumes que incluye en la etiqueta del frasco el nombre del autor haciendo visible una figura poco conocida en el mundo de la perfumería: el químico o la persona que por su preparación realiza los perfumes. Le Parfum de Thérèse fue una composición de Edmond Roudnistka para su esposa.

Roudnitska fue autor de obras extraordinarias e inolvidables como Rochas Femme en 1944,  Diorama para Christian Dior en 1948, en la que trabajo por primera vez con una base llamada Prunol que será muy utilizada en diversas composiciones propias y más tarde usada por otros perfumistas. A base de ciruelas, pachulí, notas de violeta y melocotón con clavo y comino, consigue un efecto frutal acuático suave que da a sus perfumes un rasgo característico.  Eau d’Hermès en 1951, rosas,  y  Eau Sauvage en 1966, una colonia cítrica y herbal, en la que se usa generosamente Hedione, obra que influirá en toda la perfumería posterior. Roudnistka, buen conocedor de la obra de Kant, escribió varios libros, entre ellos L’Esthétique en question. Muy crítico con la industria de la perfumería, en 1.969 denunciaba que prevaleciera la imagen de marca sobre la imagen del producto.

Cuando se crea algo que va dirigido a la persona que amamos, sean los lazos de amistad o de amor, ¿ no se pone en ello algo más que toda la sensibilidad y el conocimiento que uno pueda tener? Experimentando y trabajando sobre él en los años 50 alcanzó su forma actual entre 1961 y 1.963. Si se ofrece a cualquier persona, independientemente de su formación o afición a la perfumería y se le pregunta si es antiguo o moderno contestan que es muy moderno. Posiblemente porque las grandes obras de arte son intemporales. Sí a esto le añadimos que es una obra para ser disfrutada en la intimidad, con lo que conlleva de libertad compositiva sin obedecer a la dictadura del mercado, se convierte en la máxima expresión de la creación artística. Siempre subjetiva, por lo personalisimo, pero a la vez objetiva, por el conocimiento del oficio del autor, es difícil clasificarla como frutal, chipre o de cualquier familia pues de alguna manera siento que esta por encima de cualquier clasificación.

Se inicia con mandarina, melón y pimienta creando una nube de contrastes, que a mi me fascina, en el que un melocotón dulce unifica la salida con notas de jazmín, indólico de sutilidad sugerente. La evaporación está llena de efectos muy emocionantes. En la salida, muy alegre, con efecto  muy expansivo como nube, a veces percibo unos rayos entre las nubes. Como si entre la masa de olores súbitamente se destacara uno. Por ejemplo, a partir de los treinta minutos de la aplicación, surge una impresión violeta. Un hilo que destaca intensamente entre los demás elementos. Luego este hilo parece descomponerse como un arco-iris fragante del que surge un acorde nuevo. Ha hecho su aparición la ciruela, posiblemente una reconstrucción del aroma de la variedad mirabel, verde-amarillo, jugosa y vitalista, madura aun joven, y podemos sentir cierta tersura de la piel antes del declive, cuando aun está libre de asperezas y conserva un tacto un poco ceroso. Es su punto ideal. Este perfume nos muestra que a veces lo etéreo parece tener una presencia tangible. Como a veces escuchando a Philippe Jaroussky parece que podamos acariciar el sonido de su voz en el aire. El secado es de una austeridad sobria y elegante, cedro y vetiver con una nota de cuero, en el que aun palpitan algunas notas iniciales pareciendo dormirse relajadamente. 

Lo que empezó como declaración de amor hoy es la expresión de libertad, la posibilidad de hacer las cosas como uno cree que debe hacerlas. Todo un éxito.

Publicado en Perfumes, Perfumistas | Etiquetado , , , , , , , , | 5 comentarios