Pon bukhoor en el mabkhara

En el mundo árabe existe una gran tradición perfumística que no se límita al uso de las fragancias sobre la piel. Una de las que más ha llamado mi atención es la forma en la que antiguamente, y aun hoy, se recibia a los viajeros. Al entrar en las casas practicamente se ahumaba a los visitantes que recibidos por una nube olorosa quedaban envueltos en los fuertes efluvios que emanaban de los preciosos mabkhara. Un mabkhara es un quemador de incienso, mirra o bukhoor. Otro uso que se le da a esta tradición son los preparativos previos a la oración, en las bodas y días festivos.

Dependiendo de la situación ecónomica de los anfitriones estos quemadores pueden ser de barro cocido con decoraciones pintadas, flores, hojas y arabéscos. Los hay también de cristal o cerámica, siempre decorada suntuosamente, maderas talladas o metálicos adornados con piedras y gémas, con aplicaciones del mismo metal que la base o otros metales combinados. El mabkhara tiene forma de diávolo o de ocho suavizado, dos conos encarados por la vértice, una base ancha que se estrecha hacia el centro y vuelve a abrirse para sostener el carbón que encendido calentará, si existe una pieza sobre donde colocar el producto oloroso, o quemará directamente el bukhoor. También los hay eléctricos. El bukhoor son trozos de maderas aromáticas o maderas empapadas en perfume y pueden tener formas irregulares o estar cortadas en pequeñas barras. Se llama también bukhoor al incienso.

Los olores que desprenden son los mismos que encontramos en la perfumería de todo el mundo sí bien el gusto de los consumidores de la zona que va desde el Yemen hasta las costas atlánticas es el que define las composiciones. Suelen utilizarse almizcles, florales de rosa y jazmín, y sobre todo maderas como las de oud.

Esta entrada fue publicada en Perfume para el hogar y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Pon bukhoor en el mabkhara

  1. Pilar dijo:

    En la zona antigua de Tarragona hay una tienda donde venden diferentes mezclas de inciensos en polvo para quemar ( la mezcla de incienso de la catedral es tal cual), mirra y otras resinas. Tambien carbón para quemar y pebeteros. Se llama cal corder y resulta curiosa

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s