Papier d’Arménie y Carta d’Armenia de Santa Maria Novella

Papier d’Arménie

El Papier d’Arménie es una preparación ideada por un médico francés que en 1885 empezó a comercializar papeles impregnados en una mezcla de cuya fórmula sólo se conoce que contiene benjuí.
El benjuí es un producto del árbol stirax benzoin, en el que se hacen incisiones para provocar el exudado de la resina. Los cristales de esta resina se trituran hasta convertirlos en polvo. Se mezclan con alcohol y durante algún momento del proceso se le añaden otros componentes, tras lo que se bañará el papel. El papel se pone a secar durante tres meses  para poder usarlos.
Al quemarlo se aprecia durante la combustión el benjuí,  que desprende olor a vainilla algo edulcorada.Creo que en la fórmula hay mirra y algún incienso. Transcurridos unos minutos el olor parece subir de intensidad, impregnando todo el espacio.

Carta d’Armenia de Santa Maria Novella

La Carta d’Armenia de Santa Maria Novella está inspirado en el antiguo Papier d’Arménie. El modo de uso es el mismo si bien difieren notablemente en cuanto olor. Antes de quemarlo la Carta d’Armenia huele a lavanda, almendras, con un punto floral que me recuerda a Calicanto, EdT de la misma Officina, con un toque ligeramente mentolado y un punto de anís sobre un fondo de pachouli. Al quemarlo se hacen evidentes los olores de las plantas aromáticas tipicas del Mediterráneo y de la Provenza como lavanda, retama, romero y incluso creo adivinar alguna especia como un poco de comino y quizás un poco de clavo. Al final lo que más destaca en mi experiencia es el anís y la lavanda.

Publicado en Perfume para el hogar, Perfumes | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Mi ramo, Monbloom de Ramón Monegal

MonBloom, Eau de Parfum de Ramón Monegal, es un conjunto floral que eclosiona con exuberante elegancia y sobriedad, generoso y profuso se expande, apoyado por la poderosa fuerza de la madera de oud, fundiéndose sobre la piel. Hay preciosismo en la combinación y cuidada relación de las distintas flores que lo componen.

El pefume se abre con jazmín arrasando sobre los demas elementos que lo componen y que aun no se adivinan, limpio y claro con un ligero acento anisado, y neroli que realza el aspecto más fresco del jazmín. Al poco se nota una faceta resino-medicamentosa del oud que va tomando fuerza y que virará hacia cierta licorosidad, por el efecto que hace al combinarse con el ladanó( jara) a la vez que van definiéndose también la presencia de otras flores como el nardo, a pesar de que el conjunto no es cremoso que suele ser una característica de este. Hay una presencia de aspereza propia de algunas calidades del oud de la Inida. La delicadeza del osmanto resalta la sensible exquisitez de este perfume.
En esta fase media es destaclable el perfecto madiraje del nardo y del oud.  En esta tarde soleada en la que una brisa suave hace que el ambiente sea ideal para apreciar un perfume en toda su plenitud puedo, tras unas pocas horas de la aplicación, sentir Monbloom flotando a mi alrrededor. Y resulta sumamente bello estar envuelto en él.
Es aspecto mas resino-medicinal del que os he hablado al principio va tomando más fuerza mientras el nardo parece retirarse para dar todavía unos momentos de protagonismo a algunos recuerdos verdes que al principo eran sólo marginales. El perfume se va dulcificando en una dirección distinta, siempre hay algo dulzón en las flores como las que se han usado en MonBloom, más sobria, va atenuándose al acabar la evaporación.

A Ramón Monegal le gusta adjetivar cada acorde con la intención de crear unas asociaciones que permitan expresar con palabras lo que los olores sugieren en silencio, decodificando las impresiones que producen las diferentes esencias.
Según él,   estoy de acuerdo con su percepción evidentemente más fundamentada que la mia,  las esencias que componen este perfume significan o se pueden traducir como:
Tuberosa: exuberancia
Neroli: alegria y brillo
Jazmín: glamour
Ylang-ylang: ambición
Osmanto: opulencia
Oud: solemnidad
Cedro: fuerza
Jara: nobleza

Publicado en Perfumes | Etiquetado , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Un paseo Entre Naranjos, Ramón Monegal

En Sevilla hay viejas casas y palacios en las que no faltan los jardines. Jardines y patios, con sus cruces y sus pozos. Fuentes con aguas que acompasan el tiempo. Aguas calmas en las que se refleja el azul del cielo. Fuentes con musgos de color esmeralda, verdes bellisimos, gamas de verdes luminosos y oscuros o clarisimos y deslumbrantes. Huertos con sus albercas cubiertos de más musgos pintados con los verdes más bellos. Caminos marcados con cipreses donde resuenan los pasos que buscan zonas umbrías y frescas, donde la vegetación aporta confortabilidad y descanso. Suelos de marmol o de grava. Caminos que llevan a los naranjos alineados en el jardín.  Limoneros y melocotoneros cerca del huerto y un poco más allá otra hilera de cipreses marca un hito mudo para mí. ¿Todo ésto en un perfume?

Entre Naranjos( 2011) es un Eau de Parfum creado por Ramón Monegal para obsequiar a sus amigos y invitados en una fiesta de aniversario. Más tarde fue comercializado y según el autor este perfume es el que dio origen a su proyecto como perfumista independiente.

Tras unos momentos en el que una sensación de humedad y ligeramente polvorienta atraviesa el perfume, este se abre en un abanico de cítricos entre los que destacan,  formando un acorde espectacular, las notas dulces, ligeras y un poco melosas del absoluto de las flores de azahar y las notas más cítricas del Neroli junto a las amargas del petit grain. También el olor de las naranjas maduras, la cáscara, las hojas y la madera de las ramas, estas dan un punto amaderado y profundo al acorde. Un ligero rastro verde acompaña al conjunto sin ser lo que destaca. Sí ha destacado algo más durante algún momento una fuerte impresión oleosa, como un efecto de aceite esencial.
Cuando se suaviza la salida el acorde  ámbar, brillante y luminoso, en el que todavía tiene gran relevancia el conjunto citrico y floral del inicio, mientras ese suave punto verde se alejando, y lo que era un halo amaderado va tomando forma, se revela una sensación de calma, de luz de campo cuando el día se alarga y el tiempo parece dilatarse. Lo que era un poco amaderado va volviéndose más leñoso. El pachuli, muy suave, junto a las notas ambaradas redondea la fase final de este perfume, en el que todas las notas se van apagando suavemente y la vainilla marca el final de la evolución.

 

Publicado en Perfumes, Perfumistas | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Pon bukhoor en el mabkhara

En el mundo árabe existe una gran tradición perfumística que no se límita al uso de las fragancias sobre la piel. Una de las que más ha llamado mi atención es la forma en la que antiguamente, y aun hoy, se recibia a los viajeros. Al entrar en las casas practicamente se ahumaba a los visitantes que recibidos por una nube olorosa quedaban envueltos en los fuertes efluvios que emanaban de los preciosos mabkhara. Un mabkhara es un quemador de incienso, mirra o bukhoor. Otro uso que se le da a esta tradición son los preparativos previos a la oración, en las bodas y días festivos.

Dependiendo de la situación ecónomica de los anfitriones estos quemadores pueden ser de barro cocido con decoraciones pintadas, flores, hojas y arabéscos. Los hay también de cristal o cerámica, siempre decorada suntuosamente, maderas talladas o metálicos adornados con piedras y gémas, con aplicaciones del mismo metal que la base o otros metales combinados. El mabkhara tiene forma de diávolo o de ocho suavizado, dos conos encarados por la vértice, una base ancha que se estrecha hacia el centro y vuelve a abrirse para sostener el carbón que encendido calentará, si existe una pieza sobre donde colocar el producto oloroso, o quemará directamente el bukhoor. También los hay eléctricos. El bukhoor son trozos de maderas aromáticas o maderas empapadas en perfume y pueden tener formas irregulares o estar cortadas en pequeñas barras. Se llama también bukhoor al incienso.

Los olores que desprenden son los mismos que encontramos en la perfumería de todo el mundo sí bien el gusto de los consumidores de la zona que va desde el Yemen hasta las costas atlánticas es el que define las composiciones. Suelen utilizarse almizcles, florales de rosa y jazmín, y sobre todo maderas como las de oud.

Publicado en Perfume para el hogar | Etiquetado , , , , , , , | 2 comentarios

Muy hippie, Etro Patchouly

Esta Eau de Cologne lanzada en 1989 por Etro, Patchouly, me recuerda a la época que en mi ciudad todavía podían verse hippies por las calles. Con su estética alegre y floral, las melenas y el inconfundible olor del pachouli este movimiento social tuvo una importante influencia en la moral y las costumbres. Sinceramente pienso que la sociedad mejoró mucho gracias a sus aportaciones abriendo caminos hacia una mayor libertad, importando y amalgamando en la cultura occidental las filosofías orientales ente otras ideas como el amor libre y posiciones más tolerantes frente al ser humano, dando visibilidad a lo que antes estaba marginado y exlcuido de la sociedad.

La palabra pachouli proviene del tamil, lengua del estado indio Tamil Nadu, que comprende la Unión de Territorios de Pondicherry y las Islas Andamán, un paraíso en la tierra.
El pachouli es un arbusto tropical que alcanza hasta un metro de altura. Se cultiva preferentemente en Indonesia y Filipinas.
El aceite esencial se obtiene a partir de las hojas secas por extracción al vapor. Este aceite debe dejarse reposar varios meses para que pierda un tono amargo cuando es joven. El pachouli es utilizado en la perfumería occidental desde hace tres siglos siendo conocido en la oriental desde hace mucho más tiempo, usándose también como insecticida para la ropa. Está presente en la mayoría de los perfumes por ser un buen fijador.

Etro Patchouly se incia con una nota correosa anunciando que la permanencia sobre la piel va a durar horas ya destacándose el lado más profundo y oscuro. Da impresión de amplitud, parece desplegarse, y tiene algo místico que me sugiere la soledad del ser humano frente a la naturaleza. Esta apertura correosa, pesada y leñosa es el pachouli. El pachouly se aprecia desde el primer momento acompañado por el amargor de las de naranja y bergamota casi ahogadas por la fuerza del pachouli. A medida que avanza la evolución la rosa pone una nota delicada junto al sándalo que contrastan con el patchouli y el ciprés haceindo que el conjunto sea fuertemente leñoso.

Patchouly de Etro recrea el patchouli que se vendía en viales de 2 ml en algunas tiendas en los años 70.

 

Publicado en Perfumes | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Sylvaine Delacourt y el almizcle

Dovana creado por Sylvaine Delacourt, perfumista ahora independiente, ha sido presentado en 2016  en La Collection Muscs. Esta colección de cinco perfumes en el que el almizcle está presente en todos ellos me ha sorprendido muy positivamente. Cargados de delicadeza, esquisitamente parisinos, se nota una mano cuidadosa en su elaboración. Creo que sería imposible no ver en esta colección una buena idea y una ejecución brillante. A pesar de su denominador común estos cinco perfumes son muy diferentes los unos de los otros.
Delacourt ha trabajado para Guerlain. Es co-autora junto a Maurice Roucel de Insolence en  2006, un perfume basado en la violeta, y autora de Cruel Gardenia en 2008, de la linea L’Art et la Matière.

Dovana esta compuesto sobre la textura sedosa de la esencia de semillas de abelmosco de Ecuador, de la que destacan su aspecto floral suave y discreto. Las semillas de abelmosco son un sustituto vegetal del amizcle de origen animal sobre el cual pesa la prohibición, en muchos paises, de su uso a causa de la crueldad que es para con los animales matarlos con este fin. Aprecio aglaia en Dovana. Sobre esta base de almizcle se desarrolla la esencia de neroli tunecino que aporta a la frangancia un tono verde y floral, flor de azahar, con matices melosos y especiados que  llegará a las notas medias de la evolución.
El Iris Pallada, para mi presente a partir de los pocos minutos de la aplicación en su faceta más refinada, tiende a la violeta y redondea el perfume con pequeños acentos rosados, envueltos en un aire ligeramente glaseado, cremoso y jabonoso. Mientras la nota de iris toma más fuerza, parece ensancharse y se eleva, aparecen los aspectos animálicos y un poco sudorosos, muy poco, en este perfume de los almizcles que empiezan a dominar de manera clara la composición. Un tono meloso y otro ligeramente afrutado de uva y melón, las semillas de abelmosco están llenas de matices frutales y recuerdos de algunos vinos blancos, en la salida dan un caracter personal a la fragancia. En la parte final de la evaporación  la vainilla suaviza los almizcles. La evolución es bastante rápida, a partir de la sexta hora se queda a ras de piel.

Publicado en Perfumes | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Velas perfumadas de Mona di Orio

He tenido la oportunidad de probar una pequeña joya descatalogada: las velas Mauve y Taupe de la Maison Mona di Orio que no están a la venta desde 2012.
Las velas perfumadas por Mona di Orio fueron elaboradas por Cire Trudon, fabricante de velas desde 1643. La excelente calidad de la cera unido a la exquisita fragancia creada por di Orio hacen que quemar estas velas sea un placer único.
Están presentadas en un vaso de vidrio negro y recto. La tapa métalica tiene una pequeña asa vertical en forma de coral rojo.
Mauve está perfumada con una fragancia basada en la rosa. A mi me recuerda mucho a Rose Etoile d’Hollande sin la parte de menta y verde que tiene el Eau de Parfum. Acompañada de café, muy suavemente ,y de vetiver crea un ambiente elegante y refinado.

Taupe llena de especias como clavo, mi favorita, y cardamomo, junto abedul, sándalo, cedro, musgo de roble y opoponax. Se anuncia que también hay referencias al ante en la composición. Yo no lo aprecio. Quizás se deba al hecho de estar fabricada hace mas de seis años. Crea un ambiente sibarita.

Ambas son deliciosas apagadas y encendidas. Una lástima que ya no se produzcan.

 

Publicado en De todo un poco | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario