Un blog sin imágenes, oler con los ojos cerrados

Este va a ser de momento un blog sin imágenes, a excepción de la imagen de cabecera que es un fragmento de un cuadro pintado por mi hace años. Considero que en el mundo en que vivimos estamos saturados de imágenes. Hace 100 años tener una fotografía, una postal, una pintura o un dibujo era un privilegio y la expresión “una imagen vale más que mil palabras” estaba llena de sentido. Hoy mil palabras tienen, a mi modo de ver, más valor que una imagen. La razón principal por la que este blog de momento va a seguir así es que la mejor manera de apreciar un perfume, muchas de mis entradas las he podido escribir gracias a ésto, para penetrar en él, hay que cerrar los ojos, desactivar el resto de los sentidos y concentrarse sólo en el olfato.
Algunos me habeis pedido que ilustre las entradas con fotos de los frascos de perfumes a los que hago referencia. Entiendo que es muy útil para probar en las perfumeria reconocer por la imagen el perfume del que os he hablado. Agradezco la confianza que teneis hacia mi como asesora de perfumes. Sé que cuando se está en una perfumería es difícil elegir entre tanto frasco. Como este blog es de opiniones personales, las mias, para formaros las vuestras podéis llevar apuntado en el móvil o en una nota que perfumes han despertado vuestro interés y buscar, en ese mar de botellas, o pedirlos. Pedirlos tiene la ventaja de que si encontráis un vendedor profesional y sincero os aconsejará bien.

Publicado en Perfumistas | 2 comentarios

Tras L’heure Bleue surge otra hora gloriosa: Tuberéuse

Tuberéuse de Mona di Orio es un Eau de Parfum de la colección Les Nombres d’Or lanzado en 2011.
Existen muchos perfumes con el tema central del nardo como eje de la composición. En general hacen pensar en una diva en traje de noche, caprichosa, erotizada y erotizante dispuesta a castigar a quienes se acerquen a ella con la indiferencia y vanidad de quien se cree el centro del Universo. Tuberéuse por el contrario es un perfume con el que se puede salir temprano de casa para ir a trabajar sin ofender a nadie con su presencia. Por si solo esto es ya un  logro más de Mona di Orio y la manera de hacer a la que nos tenía acostumbrados, dinamitando nuestras ideas preconcebidas acerca de un material y llevándolo lejos de los lugares compartidos en el imaginario colectivo.
El nardo es el paradigma de la seducción. Esta nota cálida y sensual, carnal y etérea, es producto de la floración de una planta bulbosa: Polianthes Tuberosa. El olor es parecido al de otras flores blancas como narcisos, gardenias, jazmín, flor de azhar o de la dama de noche. Son olores narcóticos, envolventes, de una dulzura sedosa, unas más melosas, otras más densas que se expanden pesadamente; olores capaces de llenar el espacio de algo en aparencia tangible. Y también indólicos, con matices fecales que hacen contrastes realzando aun con más fuerza la belleza de los aspectos delicados y sugerentes de pureza del nardo, llenos de sombra y luz.
A diferencia de estas flores diurnas, excepto la dama de noche, el olor del nardo sólo emana tras la caida del sol, en la temporada de floración que se produce a finales de la primavera, cuando atisbos del calor que va a llegar en verano llenan de calidez el ambiente su olor. La hora azul que retrata el perfume de Guerlain L’Heure Bleue ya ha caido, efecto más apreciable en esta época del año por el declinar más lento de la luz. Es en ese momento cuando comienzan a lanzar su hipnótico olor provocando una sensación que puede llegar a ser asfixiante para quienes no disfruten de ella.

En la salida, tras breves instantes en el que el perfume muestra unas notas dulces y cremosas que desaparecen al momento, la pimienta rosa y la bergamota aportan a Tuberéuse un caracter chispeante, desbordante de alegria y ligereza que permite apreciar que esta composición no va a ser pesada y rutilante sino ligera, con el cuerpo suficiente para estar presente de manera contundente, no evasiva, llena de fuerza, con una presencia ineludible. Los rasgos verdes de la bergamota se hacen muy evidentes quedando relegado el aspecto más floral de esta por el nardo que más y más se va imponiendo en la composición.
Aprecio el nardo desde el primer momento y al estar construido el perfume como un soliflor se va a sentir hasta la última fase de la evaporación, manteniedo si cabe el aspecto más fresco y verde de éste. A los pocos minutos, entre las capas difuminadas, noto algo que interpreto como un homenaje a L’Heure Bleue de Guerlain.
Un efecto espectacular para testimoniar el gran conocimiento del oficio que tenía Mona di Orio es conseguir la sensación de calor irradiada por Tuberéuse.
La evolución continua y ahora la presencia del nardo, represetado en el momento en que empieza a emanar su olor, cuando aun es fresco, ya que a medida que avanza la noche su olor se volverá mas animálico, es sorprendentemente espectacular por su nitidez. El perfume parece levitar al contrario  que Nuit Noire, fragancia que parece fundirse con la propia piel. Un aspecto cremoso redondeado por suaves acentos de coco nos anuncian el inicio la fase final, ya sí asentado sobre la piel el nardo se mantiene fresco, casi mentolado o anisado. El cashmeran, un producto de síntesis que sugiere maderas, apenas perceptible, junto al benzoino le da una calidad ligeramente endulzada sin destacar los recuerdos de vainilla que tiene y que comparte con el heliotropo, un aporte extra de calidez balsámica.
Hay algo en Tuberéuse que me hace pensar en Carnation, otro perfume de Mona di Orio.

Para que os hagais una idea de como huele el nardo, de cuan bello es y cuan bello es este perfume, no hay más que recordar la importancia de esta flor en la poesía de Federico Garcia Lorca. La menciona  con tanta frecuencia que  hace algunos años planté unos bulbos para saber de qué hablaba el poeta.

Me ha costado mucho escribir acerca de Tuberéuse. Siendo uno de mis favoritos de la Maison Mona di Orio, cuando lo he usado lo he hecho despojada del sentido crítico necesario para pensar en como está construido, que componentes lleva; la emoción ha superado el deseo de comprender y analizar este perfume, ha sido sólo sentir placer y posponer la escritura de una entrada de la  que temo que refleje de mi más de lo que deseo. Uno siempre habla de si mismo en el fondo, pues nuestras palabras desnudan lo que somos, lo que pensamos, lo que sentimos, cuanto nos conocemos a nosotros mismos y cuanto ignoramos de nosotros como individuos.

Publicado en Perfumes | Etiquetado , , , , , , , | 2 comentarios

Perfumando a Anna Netrebko

Por casualidad, navegando por la red, tuve la suerte hace unos años de conocer en www.youtube.com las grabaciones de la grandisima Anna Netrebko, soprano excepcional de gran coloratura, en un momento de mi vida en que yo estaba muy alejada de lo que es su repertorio habitual. Prefería entonces y sigo prefiriendo actualmente la música barroca pero no pude sustraerme a su calidad como cantante, su gran carisma y magnetismo como interprete de óperas líricas que me llevan a disfrutar mucho de sus representaciones.
Netrebko es presumida, se presenta ante el público con una imagen cuidada con esmero y detalle. Sus vestidos, sus joyas, sus zapatos están elegidos cuidadosamente y potencian su personalidad. Es una mujer que no se conforma con cualquier cosa y su nivel de exigencia en su vestuario es tan alto como su exigencia como cantante.

En La Traviata, interpretada con Rolando Villazón, sin duda a Violeta con su vestidito rojo le va mucho en mi imaginación Chanel Nº 5 en versión extrait, aplicado en grandes dosis para que se huela desde la platea. Con un frasco de 7, 5 ml creo que sería suficiente para cada representación. Regalo de Alfredo, naturalmente.

En Norma, cantando Casta Diva, la imagino con Nahéma de Guerlain, bañada en rosas y melocotón luchando por la paz en Roma, ciudad en la que sus habitantes consumian estas flores abundantemente.

En La Bohème la imagino con un perfume de violetas, dulce y con toques de tabaco, por eso de andar en el estudio de los artistas que fuman y beben. Para ella en esta obra Violette Fumée de Mona di Orio, aunque quizás Mimi prefiera pagar la factura de la calefacción.

La desasogada Tosca, carcomida por los celos podrá consolarse y sentirse reconfortada con Ninfeo Mio. Su envolvente dulzura aportará un poco de paz a su alma.

Ana Bolena afrontaría mejor su trágico destino armada con Juliette Has A Gun. Ni los dioses son tan poderosos como para cambiar el pasado pero armada con Lady Vengeance podría haber hecho un favor a sus predecedoras en el trono. Que cada uno haga sus conjeturas.

Manon, a quien el destino no le va a deparar más que la muerte tras conocer el amor, los deseos de llevar una vida desenfadada de una parte y la fidelidad a su amado Des Grieux por otra, puede vestir Fleurs d’Oranger de Serge Lutens, al que según varie en sus intereses vitales y tribulaciones sabrá darle el aire que convenga.

Madama Butterfly con su fidelidad a Pinkerton se deleitará en la pristina pureza que emana de Private Collection Tuberose Gardenia, perfume que es tan transparente como ella y al que Anna Netrebko con su voz dará una fuerza inusitada.

Yo no sé si a la Netrebko le gustan los perfumes, espero que si. Valga este divertimento como mi homenaje a ella. Bravo brava!

Publicado en De todo un poco | Etiquetado , , , , , , | 6 comentarios

Todas las metáforas están en Musc Intense de Nicolaï Parfumeur – Créateur

Sumergirse en la obra de un perfumista, como en la obra literaria o musical de un autor que desconocemos, es una experiencia fabulosa. De entrada nos provoca placer y admiración, nos impactan con la sensibilidad y el carácter que poseen. Luego establecemos una relación en la que descubrimos toda la grandeza que puede contener. Con los perfumes de Patricia de Nicolaï esta experiencia ha sido maravillosa. Desde la primera impresión que tuve hace unos meses hasta este momento mi pasión por sus creaciones ha ido en aumento.

La perfumista Patricia de Nicolaï lanzó Musc Intense en 2012. Lo que más me llamó la atención cuando lo probé por primera vez fue la rosa ligeramente atalcada y algo umbría. Sentí inmediatamente que estaba ante un perfume de excelente calidad tanto compositiva como cualitativamente. En mi opinión Musc Intense ocupa un lugar entre los grandes perfumes ya que compite perfectamente entre las mejores fragancias que conozco. Y es así como lo he estudiado: comparándolo con lo que creo que es mejor de mi colección, prueba de la que ha salido sobradamente airoso. Sabiendo que de Nicolaï es presidente de la Osmothèque, institución que se encarga de la conservación, autentificación, registro, documentación y reproducción de miles de perfumes, es fácil imaginar que aplica sus conocimientos históricos en sus creaciones. En el caso de Musc Intense la fragancia tiene un ligero aire retro que habla más de la calidad de los perfumes del pasado que de una tendencia de la moda actual.
Se inicia fuertemente licorosa con acentos añejos y almibarada, en la que percibo en seguida una gran explosión de rosa acompañada ligeramente de delicadas y discretas notas verdes de jazmin, en las que resalta la presencia pera, y puede que a uva o melón, a los que una capa glaseada envuelve, efecto que perdurará la lo largo de la evaporación de Musc Intense. La rosa recostada en almizcles se expande generosamente en el ambiente. Esta rosa turca es muy delicada, evoca la fragilidad del perfume de la flor. Asoman unas notas carnales provenientes del efecto frutal alicorado al que un recuerdo cosmético y cremoso atenuará. El jazmín junto a los claveles de olor le dan una calidad nítida que está potenciada por el almizcle consiguiendo un efecto muy expansivo dando la impresión de estar envuelto en una delicada nube de limpieza un poco jabonosa, en la que destacan los aspectos más fríos y menos animales del almizcle.
El almizcle originalmente era un ingrediente de origen animal, extraído de las glándulas anales del ciervo almizclero. Actualmente se utilizan productos de síntesis existiendo una amplia gama de almizcles. También existen sustitutos vegetales como la hierba almizclera de la que destaca su calidad sedosa. Sombreando el conjunto, el fondo de la fragancia evoca los recuerdos de antiguos perfumes pero sin  dominar, estando presente en una proporción muy equilibrada el efecto polvo de talco, sintiéndose sin ser excesivamente llamativo. En la fase final el perfume parece llevar alguna madera en dosis muy bajas, asi como vainilla. También percibo algo que me recuerda a la lavanda. El clavo es ahora evidente y se percibe aislado. La evaporación ha terminado.

Los perfumes de Patricia de Nicolaï, descendiente de la familia Guerlain, parecen recoger lo mejor de la tradición de la perfumería francesa y tienen un aire muy parisino. He querido analizar este perfume valorándolo por si mismo, abstrayéndome de los antecedentes familiares de la autora. Sinceramente es difícil hacerlo pues la creatividad, la calidad y la tradición que caracteriza los perfumes Guerlain están en Musc Intense presentes en todo su esplendor.

Musc Intense tiene todo lo que puede aportar un perfume como medio de comunicación al arte de la perfumería y lo que tiene de lenguaje metafórico esta, en el que la retórica sirve para hablar de una manera original sobre lo eterno y universal, sobre lo humano, en una nueva contextualización, desarrollándose con naturalidad y fluidez, todo mesurado serenamente en un resumen de cualidades, un recurso casi pictórico. Y como en las obras de Homero en él se encuentran todas las metáforas.

 

Publicado en Perfumistas | Etiquetado , , , , , | 4 comentarios

Resistiendo el paso del tiempo, Shalimar

Shalimar( 1925) en versión de Eau de Parfum resiste muy bien el paso del tiempo. Es evidente que de lo que era a lo que es ha pasado por muchos cambios. Los componentes que se utilizaban en la fórmula original actualmente no osaríamos utilizarlos. Adaptado a los conocimientos de nuestra época Shalimar sigue siendo hoy un peso pesado de la perfumería y a la versión actual me atengo para analizarlo.

Jacques Guerlain lo creó inspirándose en la historia de amor de Arjumand Bano Begum para quien construyó el Taj Majal su esposo. La etimología de Shalimar es incierta. Parece ser de origen persa o árabe.

La salida es muy compacta destacándose un tono ligeramente medicamentoso. En seguida empieza a dulcificarse y se aprecia pimienta. Mientras el efecto de la salida parece hundirse en la fragancia una vainilla seca, con un acorde cítrico en el que domina la bergamota, empieza a sobresalir. La vainilla está trabajada en forma de tintura por lo que aporta muchos matices y enriquece la fórmula creando un medio en el que el haba tonka va a desarrollarse a lo largo de la composición. Un rastro de polvo recorre la impresión.
En la época en que se creo era normal que un perfume estuviera formado por varios cientos de componentes. En este caso creo que hay nuez moscada y clavo.
El tono medicamentoso del inicio va dibujándose en un acorde leñoso. Una nueva fase, también muy compactada, da un giro floral al perfume en el que las notas de iris, probablemente responsables del acorde leñoso que remarcaran la vainilla y el haba tonka, junto a rosa, en su tono más meloso, y un poco de jazmín que redondea la mezcla, se unifican creando un acorde muy clásico que actualmente resulta algo retro. Hemos entrado en una fase de la evaporación que se mantiene continua, acentuando el conjunto floral las notas especiadas. El efecto polvo de la vainilla ahora es cálido y le hacen contrapunto unas suaves notas verdes consiguiendo una sensación de limpieza y nitidez.
La evaporación sigue su curso y en la fase final se sigue apreciando claramente la vainilla, ahora un poco más lactónica, suavizada por el olor amaderado del opoponax con notas como de barníz, una vuelta más de tuerca a un perfume que parece girar, capa tras capa, sobre si mismo.

Shalimar, cuando se mira despojado de los prejuicios con los que miramos a veces los perfumes antiguos, es una fragancia de una gran sensualidad. El amor que refleja la construcción del Taj Mahal y los Jardines de Shalimar no descuidan esta faceta de esta emoción que cuando es completa abarca todos los ámbitos de la existencia. Y a ellos no fue insensible Jacques Guerlain. Creo que Shalimar se disfruta perfectamente escuchando los solos de violín del ballet Scheherazade de Rimsky-Korsakov. Sensualidad, creatividad, oficio, conocimiento y sensibilidad para crear obras inolvidables.

 

 

Publicado en Perfumes, Perfumistas | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Orangers En Fleurs

Houbigant es una antigua casa francesa fundada en 1775 por Jean-Francois Houbigant. En 1882 la comercialización de Fougere Royale dará nombre a la familia olfativa fougère, helecho, que se localiza en la rueda de las fragancias de Edwards entre los amaderados y los cítricos y su olor se compone de lavanda, romero y hierbas a las que se añade, para dar profundidad, maderas de guayaco o sándalo o bien almizcles y musgo de roble dependiendo de la dirección que se quiera dar al perfume. Houbigant suma a su larga tradición el haber sido perfumistas de varias generaciones de reyes.

Orangers En Fleurs, de la familia floral,  fue creado en 2012 por Jacques Flori. Se inicia con las flores de naranjo con un toque mentolado, sobre el que ya se va destacando el jazmín. Sí bien recuerda a Fleurs d’Oranger de Serge Lutens difiere de este por ser más etéreo y nítido, sin su exótismo orientalista. La única aportación de especias proviene de la rosa centifolia que la acompaña añadiendo sensación de confortabilidad. Junto al jazmín, con sus facetas indolicas adormecidas, ylang-ylang muy discreto con su nota jabonosa sin llegar a destacar que más adelante se apreciará azucarado, y el nardo componen un acorde delicado, con la nota de la flor de naranjo en el centro, en su versión más verde y herbal conforman las notas medias. Aquí la carnalidad está contenida, limitada a un suave susurro con un pequeño acento agridulce. Este es un perfume de evolución larga y lenta.
A la sensación de limpieza de Orangers en Fleurs contribuyen el cedro, posiblemente de Virgina pues el del Atlas es más balsámico y mantiene a raya los indoles del nardo y del jazmín, dándole un tono ambarino. Los almizcles actúan como potenciador de la rosa al iniciar la última fase del secado cuando la delicadeza y presencia de esta es más evidente.

En contraposición a Fleurs d’Orangers, que es más sugerente de lo que podría acontecer en un jardín de cualquier lugar del Mediterráneo en el que todo es posible, Orangers en Fleurs me sugiere las delicadas tintas de los artistas chinos. Ellos son capaces de hacer hablar al trazo con su dominio de las presiones, los giros y las direcciones como este perfume habla en cada momento de sensibilidad y exquisitez.

 

Publicado en Perfumes | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Fleurs d’Oranger, Sheldrake y Lutens

Christopher Sheldrake es un perfumista británico, hijo de un industrial que se dedicaba a la extracción de materias primas y a la química orgánica. Nacido en la India donde vivió hasta los 7 años cuando le llevaron a Londres para estudiar en un internado.
Gran parte de su carrera como perfumista se ha desarrollado en Francia trabajando durante la década de los setenta en Robertet. En 2005 empezó a trabajar en Chanel como director de investigación y desarrollo de la firma en la cual ya había trabajado en la década de los ochenta. Lo más fabuloso de su obra la ha desarrollado para Serge Lutens, creativo de Shiseido, firmando la mayor parte de la colección, creando perfumes orientalistas, exóticos y refinados, en los que las especias juegan un papel predominante.

Serge Lutens es un fotógrafo francés que trabajó para Vogue junto a fotógrafos como Richard Avedon y Guy Bourdin. En 1967 colabora en la sección de maquillaje de Christian Dior innovando el estilo hacia colores pálidos y ojos ahumados. Exposiciones y alguna película orientan su carrera hasta que en 1992 crea para Shiseido Feminite du Bois, perfume que marca un hito en su carrera y en la historia de la perfumería al utilizar una nota hasta entonces aplicada sólo en perfumes masculinos en una fragancia femenina. La influencia oriental en su obra es cada vez mayor. Al crear su propia firma en 2000 este estilo señoreará sobre el conjunto de su colección.

De una sobriedad hermosa y elegante, la inocente y sugerente pureza de las flores del naranjo y su dulce y meloso perfume son de una gran belleza para quienes gustan de los perfumes con flores blancas. Fleurs d’Oranger, obra de 1995, contiene una dosis altamente densificada de ellas.
En la salida hay esencia de flores de azahar, neroli, que conforman un acorde floral, verde y oleoso y un poco amargo con las especias, nuez moscada y comino. Es probable que también lleve absoluto de naranja, obtenido de la extracción con solventes de las flores del naranjo. Se funde en las notas medias con jazmín, en el que resalta el aspecto indólico y narcótico, ligeramente glaseado. Sigue con la nota verde, posiblemente el hilo conductor de este perfume, consiguiendo mantenerse fresco y no ensuciase a pesar de las notas de comino y nuez moscada, y otras especias como albahaca o anís, que ayudaran a reafirmar, resultando un conjunto ligeramente cremoso pero sobretodo meloso y verde. La carnalidad del nardo da consistencia y un matiz ceroso al conjunto para alejarse de la livianidad que podría tener, sin dejar de ser sutil y delicado. La cualidad de miel se va apagando y los indoles van destacando con más intensidad.
Las semillas de abelmosco, procedentes de una planta conocida como hierba almizclera, aporta una suavidad sedosa. Estas se empiezan a notar durante la fase media y llevan el perfume hacia un largo final en el que estos dominan sobre un delicado recuerdo de neroli en el que aprecio un pequeño acento de vainilla.
Fleurs d’Oranger es un perfume en el que ciertos aspectos que pueden parecer contradictorios se presentan coherentes. El neroli, con su rasgo verde es aquí oleoso sin perder frescura. El jazmín, que suele tener una faceta muy animal, se mantiene fresco y limpio. Y la carnalidad del nardo no resulta erótica. Que lo sea o no, que Fleurs d’Oranger sea sobrio o que sea sexy va a depender más que del perfume mismo, de la actitud de la persona que lo utilice.

Publicado en Perfumes, Perfumistas | Etiquetado , , , , , , | 4 comentarios